Mejores alternativas a SimCity para Mac

SimCity

SimCity Gratis

El regreso triunfal del simulador urbano de Maxis

SimCity es la evolución natural de la saga de gestión y construcción urbana que Maxis inició en 1989. El juego e su versión de 2013 es un simulador potente pero accesible para todos, un título divertidísimo y con un tremendo apartado visual.

El primer SimCity global

El objetivo de SimCity es de sobra conocido: toma el control de un terreno vacío, empieza a crear una ciudad y conviértela en la urbe más próspera de la zona. Lo de la zona, en este SC, cobra mayor importancia, ya que en el juego tu ciudad no está aislada del mundo, sino que forma parte de él.

La razón –criticada por muchos- de que debas estar siempre online es que tu partida forma parte de un todo: entra en una región existente o crea la tuya propia y comparte los terrenos con el resto de jugadores del universo SimCity.

Si prefieres jugar en solitario también lo podrás hacer convirtiendo tu región en privada –aunque no estarás offline- y haciendo que todas las parcelas disponibles sean para tus ciudades. La verdad es que es muy divertido poder tener diversas urbes en una misma partida, pero a la vez es una de las grandes limitaciones de SimCity.

Justo cuando tu ciudad es grande y próspera, justo cuando te gustaría ampliarla más, ya no podrás porque te has quedado sin terreno. Cierto que puedes seguir mejorando equipamientos, añadiendo servicios y cambiando el uso de algunas zonas, pero es frustrante que, cuando estás en tu cénit, no te quede otra que iniciar otra ciudad desde cero, con todo lo que ello comporta.

Y es que en cada ciudad nueva que inicies en SimCity te saltarán los mismos objetivos, tales como “llega a X número de habitantes”, “construye una comisaria” o “cura a X pacientes en la clínica”. Estos objetivos –muy heredadas de los juegos sociales… y SimCity tiene versión de Facebook- resultan útiles en la primera partida, a modo de ayuda, pero cuando se repiten hacen que algunas zonas de tus ciudades sean demasiado parecidas entre sí.

Jugabilidad: microgestión pensada para el jugador moderno

Si has jugado a anteriores SimCity la jugabilidad de su versión de 2013 no te resultará ajena. Sin embargo, tiene algunas diferencias que, a mi parecer, son ideales para el jugador novel aunque algo desconcertantes para el veterano acostumbrado a hacer las cosas de determinada forma.

El cambio más grande es que ahora estás obligado a trazar carreteras para asignar zonas –comerciales, residenciales e industriales- y colocar edificios o equipamientos, y aquí se te irá gran parte del presupuesto. Este sistema tiene lo bueno que te obliga a planificar desde un inicio, decidiendo qué densidad de población querrás alcanzar en cada zona; lo malos es que ahora recalificar terrenos no tiene coste alguno.

Así, mientras tengas trazado de carreteras podrás poner a voluntad todas las zonas que necesites, algo que chocará al usuario veterano que tenía que ahorrar mucho para incluir todo tipo de edificios en su ciudad.

Otro cambio que casualiza SimCity es que no deberás trazar manualmente cañerías o cableado de electricidad, como antaño. Basta con que coloques la planta de turno que el juego se encargará de hacer el resto.

A mí parecer estos dos cambios no son malos ¿Casualizan la saga? Quizá, pero también dan una dimensión más realista al trabajo de alcalde, que en el mundo real es quien gestiona una población, no quien coloca una a una las instalaciones de su ciudad.

Y es que en el tema de microgestión es donde SimCity muestra sus mejores cartas. Para ello cuenta con la estupenda vista por capas, una opción que te muestra de forma muy visual la información que necesitas en cada momento: estado de expansión de los edificios, coberturas de servicios, necesidad comercial…

No solo es útil la vista por capas, sino lo visual de todas las opciones de construcción y toda la información adicional que se te da en cada menú. Además, cada opción cuenta con un asistente que te indicará si deberías mejorar algún equipamiento o tener en cuenta algún factor. No te indica lo que debes hacer, simplemente te comenta los problemas de tu ciudad.

Maxis también ha trabajado muy bien eso de convertir tu partida en algo global. Las opciones de compartir recursos son abundantes pero fáciles de utilizar y resulta muy divertido poder jugar como amigos como si fueseis una pequeña comarca, realizando acuerdos comerciales o de colaboración.

Quizá en el componente online se echan en falta otras opciones, pero no dudo que en futuros DLC se añadirán… ya sabemos el gusto de EA por llenar sus juegos de expansiones.

Apartado técnico: La ciudad es un espectáculo

A nivel gráfico –y siempre que dispongas de una máquina potente, claro- SimCity es una verdadera maravilla. Cada ciudad que crees será distinta, dada la gran variedad de edificios, equipamientos, tipos de terreno y trazados para tu ciudad.

SimCity es de esos juegos en los que incluso entretiene el devenir de la vida: los sims paseando por la ciudad, el tráfico de las principales vías, el crecimiento de los edificios, los cambios de luz durante el día…

El único problema visual de SimCity es la cámara cuando pasas a vista de toda la región. Cuesta encontrar el plano ideal para ver un conjunto de tus terrenos dadas las limitaciones del zoom. Por suerte, como pasas más rato en cada ciudad que en todo el territorio este error no te afectará en demasía.

A nivel sonoro, SimCity conserva el estilo al que estamos acostumbrados desde Los Sims: melodías tranquilas y un “doblaje” basado en palabras ininteligibles.

Conclusión: Un simulador adaptado al público actual

SimCity llega a todos los tipos de público, dado que, a pesar de su gran cantidad de opciones, estas resultan accesibles a todos y la dificultad de algunas tareas se ha reducido. Esta casualización puede causar cierto reparo en el jugador veterano, pero pronto descubrirá que puede hacer mucho en el juego y que se lo pasará en grande haciéndolo.

Respecto al criticable tema del online de SimCity se justifica por la cuestión de las regiones abiertas a todos, pero no estaría de más colocar un modo offline por si tienes problemas de conexión.

7
16 votos